FESTIVAL FLAMENCO CAJA MADRID 2009

Un nuevo escenario para la causa flamenca

Alejandro Escribano. Madrid, 26 de febrero de 2009
Fotos: © Paco Manzano

Paco del Pozo (cante) con Antonio Carrión (toque) y José Salinas, Rafael Peral (palmas) / Argentina (cante), con José Quevedo “Bolita” y Eugenio Iglesias (guitarras), Paquito González (percusión) y Torombo y Los Mellis (coros y palmas) / Miguel Poveda (cante), con Chicuelo (guitarra), Paquito González (percusión) y Carlos Grilo, Luis Cantarote (palmas). XVII Festival Flamenco Caja Madrid 2009. Teatro del Canal. Sala B. Madrid. 26 de febrero de 2009. 21 horas.

Highslide JS
Paco del Pozo (© Paco Manzano)

Y otro que deja de serlo. Me refiero al Teatro Albéniz, historia viva de la vida cultural española desde 1945 y sede del Festival Flamenco Caja Madrid desde sus inicios en 1993, que bajó definitivamente el telón el pasado 21 de diciembre. A pesar de las reivindicaciones y muestras de cariño de actores, músicos y ciudadanos de a pie la especulación inmobiliaria volvió a ganar la batalla. Como casi siempre en los últimos tiempos. Baste recordar los cercanos casos del Palacio de la Música o el Avenida para preguntarnos hasta cuándo. No lo sabemos. Si indiscutible es, en cualquier ordenamiento jurídico serio, el derecho a la propiedad privada no es menos cierto que en determinadas circunstancias se hace obligatorio habilitar, por parte de las administraciones públicas, mecanismos que salvaguarden recintos que han sido fundamentales en el desarrollo cultural de una ciudad, cosa que desgraciadamente no ha ocurrido con el ya desaparecido teatro de la calle Paz. No obstante, demos la bienvenida a los Teatros del Canal, el nuevo espacio escénico donde a partir de ahora se celebrará el festival y donde a buen seguro la cultura madrileña seguirá viviendo noches mágicas. Un recinto cuyas cifras, de sólo leerlas, impresionan. Obra del arquitecto Juan Navarro Baldeweg y dirigido por el “joglar” Albert Boadella el singular edificio incluye un teatro principal (la llamada Sala A, de 851 localidades), otro configurable (la Sala B, de 722 localidades, que es donde se celebran tres de los cuatro conciertos del festival) y un centro coreográfico (formado por 9 aulas de danza y 3 teóricas), para una superficie total construida de más de 35.000 metros cuadrados.

Ambiente flamenco, lo que se dice ambiente, más bien poco era el que se respiraba en los aledaños de los Teatros del Canal. Únicamente había algo de sabor en la fila de aficionados que en la calle Cea Bermúdez hacían cola para entrar al faraónico edificio. Los comentarios, ya en el descanso, eran de lo más variado, pero todos, en mayor o menor medida, hacían referencia a la nueva ubicación del festival. Comentarios nostálgicos sobre lo céntrico que estaba el Albéniz contrastaban con las alabanzas a la comodidad de los accesos, escaleras mecánicas incluidas, y a la buena acústica del nuevo teatro. Pero también había quejas por la poca funcionalidad del edificio y por la ubicación de las gradas en la sala. El añorado emplazamiento del Albéniz, a escasos minutos de la Plaza de Santa Ana, pleno de sabor flamenco y taurino ha dado paso a otro paisaje, sin duda alguna más frío, bastante desangelado y algo impersonal.

La puesta de largo flamenca de los Teatros del Canal corrió a cargo de tres cantaores de la nueva hornada: Paco del Pozo, Argentina y Miguel Poveda. Abrió el artista madrileño, que tuvo el honor de inaugurar un recinto, que, como curiosidad, tiene forma de cuadrilátero. Del Pozo fue el primero que hizo referencia a este hecho (“es la primera vez que canto con público en el cogote”), circunstancia que Poveda, con buen criterio, aprovecharía después. Con gusto y muy seguro de sí mismo Paco afrontó un recital en el que repasó los palos que mejor le definen, como la malagueña o la soleá. Acompañado de la poderosa guitarra de Antonio Carrión, Del Pozo confirmó las expectativas que ya Vestido de Luces, su prometedor disco de debut, apuntaba. Gustó mucho por caracoles, en los que incluyó nuevas letras con referencias madrileñas, y por tangos, en los que metió hasta la habanera de la zarzuela La Verbena de la Paloma. Y terminó por bulerías, cerrando con unos cuplés a capella (El Huerfanito, El Poeta Lloró), con pataíta final incluida de Rafael Peral.

Highslide JS
Argentina (© Paco Manzano)

La sorpresa de la noche, sin ninguna duda, fue Argentina. La cantaora onubense, con el exquisito acompañamiento de José Quevedo Bolita y Eugenio Iglesias, ofreció un recital en el que mostró todas las cualidades que atesora: eco prodigioso, conocimiento y personalidad. Empezó segura por tientos y tangos y fue sintiéndose más a gusto conforme afrontó riesgos. Paladeó el cante en una malagueña del Canario excelente e hizo “un variado” por Cádiz pleno de sabor. “Hoy vengo más choquera que nunca, llevo los colores de mi tierra, pero no lo he hecho a propósito” comentó antes de emocionar por fandangos de Huelva, en los que recordó al maestro Paco Isidro y en el que sobresalieron los hermosos coros de Los Mellis. Y remató, como no podía ser de otra manera, con un fandango de Alosno a capella.

Y por último Miguel Poveda. A pesar de la disparatada hora a la que empezó su recital, las 23.40, al cantaor catalán este hecho pareció no afectarle en absoluto y dio lo mejor de sí mismo, ofreciendo un concierto simplemente extraordinario. Comenzó con el ya habitual y excelente Pregón del Uvero, al que siguieron unas estupendas alegrías y malagueñas, plenas de creatividad y rebosantes de emoción. También hubo coplerías, por supuesto, con las que reivindicó a un grande del género “Don Rafael de León, un hombre al que se le hizo muy poco caso en su tiempo”, y que aprovechó para dedicar al compositor Alberto Iglesias, presente en la sala y con el que está ultimando su nuevo disco consagrado a la copla. Homenajeó también a los aficionados que estaban sentados a su espalda, cantando para ellos una taranta y siguió, ya del derecho, por tientos-tangos, incluyendo letras clásicas de Camarón y del Titi. Se gustó por soleá apolá, en una recreación de la soleá de Charamusco de Antonio Mairena y cerró por bulerías, que son ya marca de la casa. Se despidió, a petición popular, con el hit Alfileres de Colores, “lo que a mi discografía es La Barbacoa de Georgie Dann” y antes de marcharse dió las gracias a su grupo y al público asistente con un “¡Visca Cataluña!, ¡Viva Madrid que es la Corte! y ¡Viva Andalucía, que tiene mucho arte!”, vibrante cierre para una emotiva noche.

Más información:

Venta de entradas y más información
www.obrasocialcajamadrid.es

El cantaor José Mercé protagoniza el Festival Flamenco Caja Madrid 2009

Festival Flamenco Caja Madrid 2008. Seguimiento diario completo: reseñas, fotos y vídeos online

Festival Flamenco Caja Madrid 2007. Seguimiento diario completo: reseñas, fotos y vídeos online

Visita la agenda internacional de festivales flamencos
www.flamencofestival.info

 




 

CD: Miguel Poveda, 'Tierra de calma'

Más información, clips de audio, pedidos

CD: Paco del Pozo, 'Vestido de luces'

Más información, clips de audio, pedidos

 

Miguel Poveda
Biografía, discografía, audio y comentarios de los lectores

 

 

 

 

 
Escribe aquí tu email para pertenecer
a la Cyberpeña y recibir el boletín de novedades: