Carmen Amaya
Biografía, discografía, Real Audio y comentarios de los lectores

 



Música para baile. Guía de escucha. Especial

El sonido del movimiento

Silvia Calado, abril de 2004

Aunque en las academias a veces se olvide, el baile flamenco está indisolublemente ligado a la música flamenca. El cante y la guitarra son guía, inspiración y razón de ser del movimiento corporal, aunque la estética obnubile, aunque los números sean suplentes de batalla. Amar el baile flamenco es amar la música flamenca. Y antes de la planta, la punta y el tacón conviene conocer el sonido que hará que esos pasos cobren sentido.


La Macarrona en el Café Novedades de Sevilla con Niño Ricardo,
Baldomero Ojeda y Currito el de la Jeroma

Para la toma de contacto inicial, bastan unas cuantas recopilaciones de flamenco. La primera, de cante antiguo, para conocer la base. Un buen ejemplo es el doble disco 'Grandes maestros del flamenco', con todas las voces y las guitarras históricas, entre ellas, Antonio Chacón, Manuel Torre, La Niña de los Peines, Manuel Vallejo, Ramón Montoya, Niño Ricardo, Miguel Borrull. De la siguiente generación, a partir de los años cincuenta, es recomendable la recopilación de las mejores grabaciones remasterizadas de los archivos de las discográficas Columbia, RCA, Zafiro, Iberofón, Vergara, Alhambra y Ariola. El triple CD 'Momentos cumbre de los grandes maestros del cante flamenco' no deja atrás a ninguna figura de la época, desde Antonio Mairena a Camarón, pasando por Ramón Porrina, Turronero, Sordera, Fernanda de Utrera y un larguísimo etcétera. Como recopilación de flamenco actual, quizás la más completa sea 'Mucho flamenco', un doble álbum en el que están tanto las figuras consolidadas como los jóvenes valores del cante y la guitarra: Paco de Lucía, José Mercé, Carmen Linares, Cañizares, Enrique Morente, Pepe Habichuela, Remedios Amaya, Vicente Amigo, Estrella Morente, Arcángel, La Macanita, Marina Heredia...

Los tres títulos citados son completos catálogos a partir de los cuales elegir, según gustos y preferencias estilísticas la música flamenca y el intérprete que más se adapta al baile de cada cual. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los cantaores y guitarristas, antes de actuar en solitario, pasan años dedicados a lo que se denomina cantar o tocar 'para bailar', tanto en compañías de baile como en tablaos. Por citar algunos ejemplos, Chano Lobato fue durante años la voz de figuras como Antonio o Matilde Coral; José Mercé fue durante temporadas el cantaor de la compañía de Antonio Gades; Chocolate cantó para Carmen Amaya, como se puede comprobar en la película 'Los Tarantos'; y el propio Camarón también se 'licenció' en los tablaos de la capital madrileña cantando para bailar, antes de emprender su fulgurante carrera. De hecho, fue todo un acontecimiento que Manuela Carrasco consiguiera que Chocolate le cantara en directo para su baile por soleá en el estreno de 'Esencias' en la Bienal de Sevilla 2002. Los discos más ortodoxos de cualquiera de estos intérpretes puede ser de utilidad para un bailaor.

También huelga subrayar que la mayoría de las letras que se han bailado y se bailan en la actualidad forman parte de una tradición popular con vigencia permanente. Y, por tanto, la inspiración para el bailaor es la misma desde los tiempos de Juan Mojama o La Niña de los Peines. Salvo contadas excepciones en las cuales los bailaores encargan letras nuevas compuestas 'ex profeso' para un determinado montaje, las coplas se eligen de entre el amplísimo poemario popular que, todo hay que decirlo, está libre de derechos. No estaría de más, por tanto, echar un vistazo a la primera recopilación de letras flamencas, la que hizo Demófilo -padre de los poetas Antonio y Manuel Machado- en el año 1881 para tener material de base, aunque casi cualquier disco de cante flamenco es una fuente válida, sobre todo, si el libreto incluye la transcripción de las letras.


Guadiana con Jesús de Rosario
(Foto: Daniel Muñoz)

¿Cuál es el panorama actual del cante para bailar? De los cantaores que actualmente acompañan a las principales figuras del baile hay discografía fresca al alcance de los aficionados. Una de las voces más destacadas en esta faceta es la de Guadiana. El cantaor de origen extremeño es habitual de la compañía de Antonio Canales, además de compositor de muchos de sus números musicales. No es raro que los estribillos de sus discos se incorporen inmediatamente al repertorio de sus compañeros de profesión. Su último trabajo discográfico es buen ejemplo: 'Brillo de luna'. Con este mismo as del baile ha trabajado en muchas ocasiones la cantaora Montse Cortés, cuya primera entrega discográfica es 'Alabanza'. También es reseñable la labor de Segundo Falcón como cantaor para baile. Junto a Arcángel, puso voz a la mayoría de los espectáculos que se estrenaron en aquélla Bienal de Sevilla 1998. Desde hace varios años, el cantaor de Mairena del Alcor pone su cante al servicio de Eva Yerbabuena, junto a quien brinda en directo momentos de absoluta emoción. De momento, sólo cuenta con un disco: 'Un segundo de cante'.

Con una trayectoria más que sólida en el cante para bailar está Enrique el Extremeño, quien actualmente forma parte del elenco de compañías como las de Juana Amaya, Manuela Carrasco, Antonio el Pipa... La torrencial voz de este artista ha quedado recientemente plasmada en el álbum 'Yo soy un pirata'. Para saborear el cante de cuño jerezano que presta sus servicios al baile, es recomendable algún título de la discografía de Antonio Malena quien forma junto a la bailaora María del Mar Moreno estampas sublimes, especialmente por seguiriyas. El estilo neoclásico, todo dulzura y sensibilidad, está representado por la cantaora Mayte Martín, que aplica el repertorio de discos suyos como 'Querencia' a los espectáculos que protagoniza junto a la bailaora Belén Maya, tales como 'Mayte+Belén' o 'Flamenco de cámara'. Otra voz femenina a reseñar es la de Mercedes Cortés, parte de la compañía de Cristina Hoyos, con quien ha desempeñado papeles destacados en montajes como 'Tierra adentro'. La lista es bastante más larga pero, desafortunadamente, no todos los cantaores que en estos momentos se dedican a cantar para bailar tienen discos grabados. Clama al cielo el caso de Juan José Amador, un cantaor imprescindible para bailaores de la talla de Javier Barón, Juana Amaya o Merche Esmeralda. Asimismo, aún tienen que pasar por el estudio de grabación David Lagos, Rafael de Utrera... La situación de la industria discográfica no les favorece.

 

Continúa >>

revista@flamenco-world.com
 

 
Para pertenecer a nuestra cyberpeña flamenca mándanos
tu e-mail y te informaremos de todas la novedades:

 Home | Contacto | Publicidad | Mapa web