CD. Diego Carrasco
"Inquilino del mundo"



CD. Moraíto
"Morao, Morao"

Diego Carrasco
Biografía, discografía, audio y comentarios de los lectores

 

FLAMENCO BIENNALE HOLANDA 2008. DIEGO CARRASCO

Amsterdam palpita

Silvia Calado. Amsterdam, 29 de octubre de 2008


Diego Carrasco y grupo (Foto Daniel Muñoz)

La serie de oles del ‘Alfileres de colores’. La doble palma rockera de “por la bahía de Cai”. Una ovación por bulerías. Los neerlandeses que medio llenaban el Muziekgebouw aan’t IJ parecía que llevaban toda la vida siguiendo a Diego Carrasco. Pero no. Apenas lo conocían -salvo el buen puñado de aficionados de por aquí- de cuando la semana pasada salió en televisión en una entrevista-actuación previa al festival. Lo demás, fue pura comunicación en vivo artista-público. Y es que, como bien dijo, “no hace falta naquerar”. De corazón a corazón.

Aunque traía el mismo título que en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2008, aquí ‘El tiempo del diablo’ nada tenía que ver con Don Juan Tenorio, ni con los infiernos, ni con escenografías. Todo quedó en un concierto de Diego Carrasco en el que repasó algunos de los muchos temas de su discografía. Arrancó el artista sentado con la guitarra en ristre al filo del escenario. De la lorquiana hoja de la lechuga, a la ‘Mariposilla verde’. Hondo, clavo, drama. Y el estribillo a Manuela también lo cantan Las Peligro (Joaquina y Carmen Amaya). El trovador se dibuja con las manos un corazón en el pecho izquierdo. Y el feedback comienza. La nueva rumba ‘Duende de la fragua’ agita al respetable en sus butacas. Frío fuera. Calor dentro. Patá por aquí, compás por allá. Un quebrado recuerdo a Fernanda de Utrera, un paseo por la Bahía, unos tangos mano a mano entre Curro de Navajita y las coristas.

Pulse sobre la imagen para ver a mayor tamaño
Highslide JS
Diego Carrasco (Foto Daniel Muñoz)

El primer invitado sale a escena. Moraíto toca por bulerías. Aunque las deficiencias técnicas son sangrantes. El sonido deja a la guitarra desvaída. La luz y el primer plano son para los estridentes palmeros (papel que asumen los cajoneros Juan Grande y Ané Carrasco). La segunda invitada es la bailaora Pastora Galván, que al son de ‘Oliva y naranja’ sale con falda de cola roja y blusita anudada al ombligo zamarreando la escena. Tics galvánicos, caderas poderosas, mujerona cañón, de salón y de arrabal. Para el recuerdo gráfico, la estampa de su fogoso escorzo a la verita del trovador. La ovación fue sísmica. Con el público entregadito, siguió la recopilación. Una ristra de ‘carrascadas’ por bulerías, pasando por ‘Mi momá’. Pero a cachitos tan chicos, que se escapaban las canciones antes de que pudieran saborearse. Interludio Morao. Y vuelta. De Camarón al popurrí taurino. Aunque para entonces cada vez es más visible cierto desorden o falta de estructura o de fluidez o de dinámica o de local de ensayo. Diego incluso pregunta a la directora del festival, ya lista junto a las escalerillas de acceso al escenario para su momento de gloria, si va bien de hora. Algo falla. Pero no esa química suya que tan magistralmente junta corazón, carisma, comunicación, arte. Así conquistó Amsterdam. Nada menos.

Pulse sobre la imagen para ver a mayor tamaño
Highslide JS
Moraíto, Pastora Galván y Diego Carrasco
(Foto Daniel Muñoz)

Flamenco Biennale Holanda 2008. Diego Carrasco
Galería de fotos, por Daniel Muñoz

Pulsa sobre la imagen para ver la galería de fotos




Más información

Flamenco Biennale Holanda 2008. Crónica 2

Flamenco Biennale Holanda 2008. Andrés Marín. Inauguración

Holanda da protagonismo al cruce entre tradición y vanguardia en la Dutch Flamenco Biennial 2008
Andrés Marín, Diego Carrasco, El Pele, Isabel Bayón y Chicuelo actúan del 26 de octubre al 2 de noviembre de 2008 en Amsterdam, Rotterdam y Utrecht

 
Para pertenecer a nuestra cyberpeña flamenca mándanos
tu e-mail y te informaremos de todas la novedades:

 Home | Contacto | Publicidad | Mapa web