Marina Heredia
Biografía, discografía, RealAudio y comentarios de los lectores


 

 


MODA FLAMENCA 2006. ESPECIAL + GALERÍA DE FOTOS

Guía de nuevas tendencias del traje de flamenca

Susana Muñoz Bolaños. Sevilla, 5 de febrero de 2006

Si hay algo que ha caracterizado los modelos presentados en Simof 2006 ha sido la pasión que todos sus creadores han puesto a la hora de confeccionar sus creaciones, apostando por la diversidad, la innovación y la investigación en cuanto a tejidos, cortes, formas y colores. Con una cierta mirada al sabor de la copla de los 40 y 50 y la cultura pop y la feria de los años 70, recuperando la sensualidad y la pasión de los trajes cortos a media pierna o abiertos en un lado, sobre la pasarela las propuestas no han tenido fin. La consigna común: explotar hasta la extenuación la sensual figura femenina y permitir un espectacular juego a la hora de bailar con los diseños más adecuados.

Cortes. En cuanto a los cortes de los trajes, las apuestas han sido fundamentalmente dos. De un parte, las faldas acompañadas por sensuales corpiños y blusas variopintas, con tirantes, mangas cortas, estilo vaquero, de lycra calada o con escotes de vértigo, en croché, gasa o seda. De otra, los trajes de corte completo, no cortados en la cintura, vaporosos, livianos y muy entallados, con manga larga, al codo, cortas, a la sisa y con tirantes, con escotes en forma de V delante y detrás, dejando la espalda al aire, con drapeados que lo envuelven y con volantes que bajan desde la cadera hasta la media pierna, que se reducen delante y vuelven a crecer detrás, que aparecen y desaparecen. Como nota a destacar, los trajes de inspiración zíngara y los vestidos canasteros.

Volantes. En cuanto a los volantes, los hay de todo tipo, fundamentalmente de capa, pero también al hilo, pequeñitos, recuperando las tendencias de finales de los 80, medianos y muy largos, que aparecen y desaparecen entre los demás, que suben y bajan, cruzando los trajes de un lado a otro y en todas las direcciones posibles, incluso triples. Se recuperan los volantes ‘viveados’ en multitud de colores, incluso en un mismo volante, también las tiras bordadas, los encajes de algodón, de bolillo y chantilly, los madroños, las pasacintas, las puntillas teñidas, el croché, los perforados y las aplicaciones de cuero y pequeños cristalitos.

Tejidos. En cuanto a los tejidos, el uso de telas hasta ahora impensables para diseñar el traje de flamenca ha sido parte importante en Simof 2006, donde además han expuesto 79 firmas relacionadas con el mundo del flamenco, entre ellas, Castañuelas Filigrana. Destaca fundamentalmente la superposición y combinación de tejidos y estampados de naturaleza muy diversa, además de los bordados, las serigrafías, las pinturas artesanas y las cintas que se superponen a los cuerpos de tejidos naturales.

Así, junto a los tejidos tradicionales, como el popelín o el raso de algodón y otros más nobles, como la organza, la gasa, el tul, la seda natural, el shantung y las georgettes, se ha introducido el uso de los cuadros vichy, el denim, los brocados en plata y oro, el piqué perforado, el algodón o los tejidos vaqueros, especialmente en las colecciones de la sevillana Vicky Martín Berrocal y de la creadora gitana Juana Martín, revelación de la última Pasarela Cibeles. Igualmente, destacan otros de carácter más artesanal, como los tejidos lavados y desgastados, las puntillas antiguas teñidas y la apuesta por la mezcla de texturas como lienzo moreno y seda natural, ganchillo, richelieu o batista.


Colores. La paleta de colores es igualmente variada, sirviéndose prácticamente todos en bandeja. Junto a los más tradicionales y siempre elegantes rojo, blanco y negro, destacan los tonos pastel, los cítricos, los tonos tierra y la gama de los fucsias, turquesas, naranjas, verdes o malvas, por citar algunos. En cuanto a los estampados, primacía absoluta de los lunares, en todas sus acepciones y formas, los estampados de flores más pequeños y discretos, las cachemiras en todas sus variantes e incluso las rayas marineras y los estampados pop.

Complementos. Los complementos juegan un papel fundamental en torno a la moda flamenca. Destacan sobre manera los fajines de diversos tejidos y las chaquetillas en todas sus formas –incluida la vaquera- para acompañar al traje de faralaes, como las de la creadora Loli Vera, o aquellas más livianas y elegantes en gasa de lunares como las presentadas por Lina. También protagonizan un papel importante las mantillas, mantones y mantoncillos, en todos los largos y colores, bordados y pintados a mano, de todos los tejidos, destacando especialmente los artesanales de Rocío Casado para la colección de Ángeles Verano o los de Pitusa Gasul, sin olvidarnos de los mantones de factura artesana de Ángeles Espinar, cargos de sensualidad y coquetería.

En cuanto al resto de los complementos, atrás quedaron aquellos en forma de bolas que nada aportaban al vestido de flamenca, los collares, pendientes, pulseras, peinetas, peinecillos, anillos e incluso broches son hoy parte esencial en el acabado perfecto del conjunto flamenco. Destacan los de Dublos y Luchi Cabrera que ponen a todos los trajes el buen gusto que el uso de los nuevos materiales le permiten. Cargados de barroquismo y fantasía, abundan los collares muy largos y realizados en todos los colores, lisos y combinados, los complementos realizados en materiales nobles y clásicos, como el coral natural, el nácar o la turquesa, pero también los de laboriosidad de orfebre, con aires art-decó, enrejados y motivos vegetales o con cristales de colores y pedrería. También en materiales de pátina metalizada, en plata y oro, o con monedas zíngaras.


Flores y peinados. En cuanto a las flores y los peinados, sobre la pasarela pudimos ver los cabellos sueltos con las flores en un lado, siempre grandes y preferentemente rosas, eso sí de todos los colores, lisas o combinadas, pero sobre todo el pelo recogido en diversos estilos, más propios de una pasarela de moda que de la Feria de Abril y en muchas ocasiones con la flor sobre la cabeza. Como toque elegante, las flores a la altura del hombro izquierdo sobre el pecho, como un prendido.

revista@flamenco-world.com
 

Más información:

Salón de la Moda Flamenca 2006 abre sus puertas en Sevilla del 2 al 5 de febrero de 2006

Especial. Sevilla, epicentro de la moda flamenca

Galería de fotos. Pasarela Simof 2003

 

 
Para pertenecer a nuestra cyberpeña flamenca mándanos
tu e-mail y te informaremos de todas la novedades:

 Home | Contacto | Publicidad